El gobierno estadounidense pagará recompensas de hasta 10 millones de dólares por información que conduzca a la identificación de atacantes respaldados por Estados.

La iniciativa, anunciada hoy por el Departamento de Estado, será administrada por el Servicio de Seguridad Diplomática de la entidad a través del programa Rewards for Justice y cuenta con la participación de otros organismos administrativos del gobierno estadounidense.

Según un comunicado de prensa del Departamento de Estado, las recompensas sólo se aplican a las bandas de ransomware que “actúan bajo la dirección o el control de un gobierno extranjero”.

Las denuncias también pueden ser anónimas. “En concordancia con la seriedad con la que vemos estas amenazas cibernéticas, el programa Rewards for Justice ha establecido un canal de denuncias en la Dark Web para proteger la seguridad de las fuentes potenciales, escribió el Departamento de Estado. “El programa RFJ también está trabajando con socios interinstitucionales para permitir el rápido procesamiento de la información, así como la posible reubicación y el pago de recompensas a las fuentes. Los pagos de recompensas pueden incluir pagos en criptomoneda”.

También se incluye en la iniciativa un nuevo sitio web llamado Stop Ransomware que ofrece recursos públicos para contrarrestar el ransomware y crear más resistencia en las redes.

Paralelamente, la Red de Ejecución de Delitos Financieros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (FinCEN) anunció hoy que convocaría un encuentro en agosto con representantes de instituciones financieras, partes interesadas clave de la industria y agencias del gobierno federal para discutir las preocupaciones actuales en relación con el ransomware.

FinCEN dijo que anticipa que la reunión ayudará a los socios del gobierno y del sector privado en los próximos pasos para abordar el ransomware y enfocar los recursos para mitigar la amenaza.

fuente: diarioti.com